Chusky

Fin

This is the end
Beautiful friend
This is the end
My only friend, the end

Llegó el final. No sé exactamente qué esperaba pero sí que puedo decir que el día final ha sido mucho mejor de lo que esperaba. Otra cosa muy distinta es lo que ha ocurrido para llegar a este día final. Pero eso, hoy… sencillamente genial, podría ir mejor porque siempre puede ir mejor (sólo los elegidos alcanzan la perfección). Y aún así, me jode esto… ¿por qué ha tenido que ser el último examen el que verdadermaente me saliese bien? Con el ánimo con el que he salido estaría lo suficiente motivado para estudiar… pero ya no tengo qué.


Intentar

intentar.
(Del lat. intentāre).
1. tr. Tener ánimo de hacer algo.

Hoy iniciamos una nueva clase de lengua castellana. Cada época de exámenes es distinta a la anterior, cada una se caracteriza por algo. Ésta ha sido… “divertida” hasta que llegaron los exámenes, cada vez la diversión se fue diluyendo más y hasta mayo – junio no habrá nada que hacer. Ahora a aprovechar la diversión hasta entonces…

Pero sí, intentarlo no merece la pena. No creo que desista fácil pero supongo que todo depende de la ponderación. Ahora mismo si juntamos un 2 y un 6 me produce total indiferencia porque salvo el 26+1, no voy a intentarlo más. Como se diría… la resistencia es fútil y en este caso no podría ser menos. Bai Bai.

Febrero 2009 vs Febrero 2010

Aún es pronto para hacer comparaciones. Muchas cosas han sucedido desde febrero de 2009 hasta ahora… cosas inesperadas, lo suficientemente inesperadas como para no poder prever qué pasará de aquí a febrero de 2011. Apostaría a que si hoy hiciese un texto con mis predicciones de aquí hasta entonces no acertaría demasiadas aunque creo que serían sobre todo las banales las que no acertaría, apostaría que en las importantes sí acertaría.

No pretendo hablar de eso ahora. Prefiero hablar del 2º tema que más he tratado en este blog a lo largo de todo este tiempo, sólo superado por Cristiano Ronaldo. Hablemos de Two and a half men. Empieza a ser una obsesión preocupante, si se ve desde fuera, lo mío con esta serie. Yo prefiero decir que si le he otorgado el premio a serie del año 2009 es por algo.

Y es que enero / febrero me trae estos recuerdos. Recuerdos, nostalgia, morriña… porque lo echo de menos, porque todo empezó por aquella época. Mis intensos días de estudio hace un año se basaban en levantarme a las 13… dormir la siesta… si acaso estudiar algo por la noche y acabar a las 4 de la mañana en la cama viendo Two and a half men. Así me vi cinco temporadas en apenas dos semanas “y porque tenía exámenes”. Tener exámenes nunca me ha retenido. Obviamente, pagué las consecuencias y sinceramente, ahora que tengo perspectiva, no sé exactamente en qué estaba pensando.

También pienso que con lo que hice, bastante logré aunque fuese todo puramente circunstancial. El caso es, esta semana no ha habido capítulo de Two and a half men… esta época de exámenes no hay ninguna serie que me haya enganchado ni vea con especial interés (he retomado una que dejé hace tiempo, pero de una manera light)… no hay nada que haga especial a esta época. No hay nada por lo que la vaya a recordar el año que viene o dentro de unos meses. Echo de menos esa época, echo de menos Two and a half men, me echo de menos… Creo que es momento de recuperar una canción:

Te echo de menos
igual que hasta tú algunas veces me echas en falta
esa risa, la prisa, este miedo y estas noches que nunca se acaban

No volverá, pero yo sí. Mañana (bueno, ya hoy, en escasas 7 horas) tengo examen. Estoy tritranquilo. Poco a poco voy desarrollando cierta tranquilidad. No tengo sueño, ni interés por dormir ni por nada. Así que, celebrémoslo con algún capítulo de alguna serie hasta que consiga dormir. Lo triste es que si ahora tuviese que estudiar estaría muriendo de sueño y contando los minutos del reloj para hacer un descanso de estudiar de una hora y poco que acaba siendo, en el mejor de los casos 2 horas y en el peor, garantiza el suspenso. Pero no es el caso, esta vez voy bien de ahí que esté tranquilo… y si sale mal, pues salió mal.

P.D. Prometo no mencionar más Two and a half men hasta febrero al menos.

365 canciones

Cuando era niño me regalaron un libro titulado 365 cuentos. En teoría el propósito del libro era que antes de ir a dormir, leyeses el cuento que tocaba ese día. Algunos eran muy cortos, otros no tan cortos… otros a lo mejor simplemente eran una moraleja. ¿Qué más da? El caso es que estaba pensando… si hiciera un libro, si fuese autobiográfico sería un poco egocéntrico, ¿verdad? Nunca lo haría y es más no sabría ni qué decir.

¿Pero y si hiciera un libro con 365 canciones, una para cada día del año? Esa idea me gusta mucho más es más… original. Un libro con 365 canciones para escuchar cada día del año. Y sabría por cuál empezar el día 1 de enero: New year’s day. Lo jodido es que no sabría cómo continuar aunque sospecho que Depeche Mode me ayudaría. Aún soy demasiado joven y creo que no hay 365 canciones que me gusten tanto como para ser dignas de ser incluidas en algo así, pero… Pero lo voy a hacer, poco a poco. Total, no supondrá demasiado trabajo.

Cristiano Ronaldo: talismán

Cristiano Ronaldo

Desde que Cristiano Ronaldo fichó por el Real Madrid he puesto todos los goles que ha metido con la camiseta blanca. Es tradición. Pero mi predilección por el jugador viene de antes de que fichase por el Real Madrid (aunque estaba cantado), bastante antes. Antes de vestir la camiseta del Real Madrid puse un gol suyo aquí, sólo uno. Fue éste, el gol de Cristiano Ronaldo al Oporto.

Ese gol ha sido el ganador del Premio Puskas, al mejor gol del año, otorgado por primera vez en la historia. Precisamente ese gol. A estas alturas puedes ver cierta relación: le he dado suerte a Cristiano Ronaldo. Bueno, eso es lo que me gustaría pensar, pero lo cierto es que fue un golazo y si lo puse, fue por algo. Mi ojo clínico no ha fallado. Y, quiero recuperar una frase que dije aquel día, 16 de abril:

“CR9, el año que viene tu tercera final de Champions consecutiva pero en tu estadio.”

Cristiano Ronaldo juega en el Real Madrid este año, yo ya sabía que la final se iba a disputar en el campo del Real Madrid, el Bernabeu. Ha jugado dos finales de champions consecutivas… y este año le toca la tercera en su estadio, tal y como dije. Recuperaré este artículo cuando llegue el momento de que se confirme mi predicción.

Y es más, acabo de darme cuenta de otra cosa: dije CR9… cuando aún no se sabía que dorsal iba a llevar en el Real Madrid y después de eso ha habido cambio de presidente. Lamentablemente o afortunadamente, he acertado.

Excelencia

Hace no mucho hablaba de Florentino Pérez, un ser superior, la excelencia personificada. Ya por aquel entonces daba la definición de la RAE de superior pero no, no soy superior a nadie. Prefiero quedarme con otro adjetivo.

excelencia.
(Del lat. excellentĭa).
1. f. Superior calidad o bondad que hace digno de singular aprecio y estimación algo.
2. f. Tratamiento de respeto y cortesía que se da a algunas personas por su dignidad o empleo.

Como diría esto… si has visto la película Una mente maravillosa puedo decirte que la mente de la que habla… no es la mía. Ni de lejos. Pero también puedo decir que no he buscado la excelencia, ella me ha encontrado a mí. Ella es singular, única, distintiva… lo tiene todo. No ralla la perfección, es la perfección propiamente dicha. Eso es la excelencia y así puedo definir algunos de mis momentos. He exagerado, lo sé. ¿Algunos? ¡Venga ya! Eso no te lo crees ni tú… puedo contar esos momentos estos últimos dos años con una única mano y me sobrarían dedos.

Pero hay que saber apreciar los dedos que no sobran (no, en realidad con cinco dedos voy bien, no me sobra ninguno) y ya está; ahora mismo eso es lo único que tengo y creo que puede ser… positivo. ¿Ahora? No lo sé, pero más adelante, seguro. Y aunque no esté seguro, mientras dure (en mayor o menor medida, para mucho), a disfrutar de ella, de su idiosincrasia, de su todo… porque cosas así, sólo pasan una vez al año. Lamentablemente, este año me ha llegado muy tarde, tarda un poco más y me quedo sin nada este año.

Una conspiración judeomasónica

No sé si alguna vez lo he mencionado, pero en algunas ocasiones he llegado a creer que estoy sufriendo una conspiración judeomasónica de alguien superior… sólo me falta creer que hay cámaras vigilando cada uno de mis pasos. Esta vez… no. No voy a calificar la semana como los regalos de Reyes anticipados, pero lo cierto es que todo está saliendo mucho mejor de lo que me esperaba.

Y sé que se joderá de algún modo, o quizá no. Y sé que me quejo tanto cuando sale bien como cuando sale mal pero… para eso están estas líneas, ¿no? Hoy (ya por mañana) me toca revivir viejas experiencias que dejé en el pasado hace un par de años; a ver qué tal sale. Para hacernos una idea reducida de lo sencilla que es mi fecilidad: PayPal ha resuelto a mi favor dos disputas por dos compras que hice (y menos mal, porque estaba claro) y este comentario de uno de los miembros de Carrusel Deportivo.

P.D. ¿Estará detrás de todo esto un ser superior? ¿Cris?

La noche está estrellada

Navidad

Ayer u hoy fue o es una noche especial. Es la primera noche del año en la que se encienden las luces de Navidad. No tengo un recuerdo muy claro acerca de las del año pasado pero estoy firmemente convencido de que han renovado las de este año. Son distintas, más.. espectaculares, más dignas de ver y apostaría a que más eficientes desde un punto de vista energético.

De hecho tengo la impresión de que como parte de una política de contención de gastos, las luces sólo se encienden hasta una determinada hora y no toda la noche, no como sucedía en el pasado que permanecían encendidas toda la noche. Espero que esto cambie en las noches verdaderamente especiales y supongo que así será.

Un año llega a su fin

Echando la vista atrás, ves que no ha pasado nada relevante y que incluso, hay meses con lagunas en las que no pasó nada interesante. No voy a evaluar qué cosas borraría, pero sí qué espero en el más inmediato futuro.

– Mentes criminales. El último capítulo fue… emotivo. No voy a decir nada más al respecto ni de mí. La serie va a sufrir un cambio después de lo sucedido.

– House. La principal culpable de que escriba esto. Hay veces en las que te das cuenta de que el equilibrio kármico no existe y que tu comportamiento da igual. Eso es lo que ha sucedido. Últimamente la serie tenía un aire de monotonía interrumpido por la nueva composición del equipo y lo que ha sucedido para llegar hasta dicho equipo… pero abren la puerta de una nueva vía. Me he emocionado, Wilson dejando a un lado su cara más amable y dándose cuenta de cosas, ha sido sublime y más aún acompañado por un abrigo negro largo en plan Blade: me he emocionado aún más.

– FlashForward. No espero nada porque quizás no tengo nada con que comparar pero parece abocada al fracaso.

– Cómo conocí a vuestra madre. Nada nuevo ni por aquí, ni por allá. Empezó bien la última temporada dando a entender que la aparición de la madre podría estar próxima pero ni mucho menos. No obstante, la trama aquí pese a que es el principal rol, se deja de lado en la mayoría de los capítulos y lo disfrutas igual.

– The Big Bang Theory. Nada relevante: los personajes aún tienen mucho que ofrecer.

– Dos hombres y medio. Sigue en curso la supuesta e inexistente trama, pero creo que es a día de hoy la serie que más me gusta y una de las pocas series que logra que consiga desconectar. Estoy generoso: ha sido la serie del año.

– Gossip Girl. Drama, drama y más drama. Hace ya algún tiempo que la veo simplemente porque es verla o no ver nada y parto del hecho de que “ya que la empecé…”.

– The Mentalist. Último capítulo sencillamente genial, un giro inesperado y resultado previsible que hará que Red John vuelve a tomar el protagonismo que había perdido recientemente.

– Supernatural. Los hermanos Winchester se quedan sin opciones así que va a ser interesante averiguar cómo salen de esta situación en la que parece que será, lamentablemente, la última temporada de la serie.

– Anatomía de Grey. Como siempre -bueno, no siempre-, algo sucede que deja interesante la serie de cara al próximo capítulo y si era algo lo suficientemente importante… lo he olvidado.

Ahora es cuando se podría plantear la pregunta, ¿qué voy a hacer de aquí a principios de enero? Ni idea, pero lo que sí sé es que enero vuelve con sorpresas esperadas: 24 y su nueva temporada (fijo que va a haber filtración antes, o eso espero) y… Chuck, con una temporada más corta que la última pero con un aire de renovación después de haberse convertido en un espía de verdad. Quizás también vuelve Greek, pero no lo recuerdo bien. Si a esto sumamos la época de exámenes… creo que para mediados de febrero tendré, como sucedió el año pasado -pero por motivos muy distintos- bastantes cosas acumuladas para ver.

Las canciones de 2009

El año va tocando a su fin y aunque con la sensación de incompletitud, es hora de hacer un pequeño repaso a canciones que han tenido su momento a lo largo del año. Aunque no sé por qué pero tengo el ligero presentimiento de que va a predominar, y mucho, una misma voz.

1. El hombre gancho – Hoy. Fue una casualidad que me interesase por el grupo… “un momento”, diría yo. Pero creo que eso tenía que acabar pasando más tarde o más temprano. Si no hubiera sido en un momento de no saber que hacer en un descanso de estudiar o de clase lo que me hubiera motivado a “apuntármelo” para buscarlo en casa, hubiera sido cuando vi la película La fiesta, cuando sonó precisamente esta canción.


2. El hombre gancho – Ron y miel. No sé exactamente por qué, pero esta canción es de las que más me gusta del grupo. Otro ritmo, otra entonación… otro todo.

3. El hombre gancho – Ya lo ves. Aparentemente es la canción más famosa del grupo y parece haber sonado en Gran Hermano. Doy gracias de no ver esa completa mierda porque a lo mejor no vería a esta canción con los mismos ojos.


4. El hombre gancho – Donde sigue estando preso el corazón. Podría decir lo mismo aquí que Ron y miel y se ajustaría, y mucho, a la situación. Citaría más canciones del grupo, pero creo que sería pasarme un poco. Estas cuatro son, sin duda, las mejores.

(more…)