Chusky

Transición

Foto

Transición, transitorio. Creo que ésa es la definición para esta semana… después de un poco de movimiento ha llegado la calma. Unos días sin novedades… sin ninguna canción nueva ni vieja que merezca la pena. “A veces algo de tranquilidad es necesario”. No sé cuánto durará pero intuyo que no demasiado. En cualquier caso, si hay que sacar algo de utilidad de estos últimos días, creo que sé el qué.

Ya lo había pensado pero quizás no ha sido hasta hoy cuando me he dado cuenta de eso: no sé qué es lo que ha cambiado exactamente pero este año el tema de las series lo llevo… peor. El mejor día con diferencia es el martes, pero luego hasta el viernes no tengo nada (véamoslo gráficamente: una serie el lunes, cinco el martes, una el jueves y cuatro el viernes) para ver y así semana tras semana. A esto hay que sumar que acción de gracias está ya aquí (2x de noviembre) por lo que algunas series pararán hasta después del año nuevo… más bien la mayoría. Otras incluso tardarán más.

Vuelvo a pensar lo mismo que pensé el año pasado… “¿y qué hago yo mientras?”. Al final acabé ocupando ese tiempo pero no sé de qué manera; un poco de ese hueco lo ocupé en Two and a half men, al menos a partir de enero (y ya fui muy bestia viéndola… y la he vuelto a ver recientemente en un intento de volver a esa época) pero esta vez no tengo un as en la manga y si lo tengo, no me acuerdo.

Dame más

El pasado acecha. Y puestos a sumergirnos en el pasado, mejor rescatemos una canción de cuando yo tenía 5 años. No voy a decir que se ha caído un mito pero sí que voy a decir que “antes sonaba mejor”. No estoy en mi mejor semana aunque creo que ninguna semana es buena para echar un vistazo al pasado… ni ahora, ni nunca, creo.

Ignorar el sentido común, casi nunca es buena idea. Pero si encima lo haces a propósito y te recreas, es peor aún si cabe. Por eso prefiero quedarme con lo bueno que hice y lo que aún me servirá para el futuro aunque no sea buena idea.


Break on Through

Nunca sabes qué pasará mañana; pero sí que puedes influir en el mañana. Si has confiado tu suerte a los juegos de azar, puedes levantarte siendo rico si te toca el Euromillón… claramente, puedes influir en el día de mañana, en mayor o menor medida.

No obstante, siempre habrá alguna cosa que te sorprenda o que no te esperas. Hoy creo que es uno de esos días. Hace tiempo que siento que estoy estancado salvo pequeños pasos que he ido dando… quizás son ya dos años, desde que empecé la universidad supongo. Algún día… seguiré, probablemente en 2010. Aún hay cosas que quiero aprender y… renovar, importante lo de renovar; muy muy muy importante.

Un pequeño gesto hace tres años y dos o tres meses, que quizá pudo significar insignificante por aquella época en plan “bah, uno más” hoy marca la diferencia, la verdadera diferencia. Ahora mismo me produce risa, pero no sé bien por cuánto tiempo. “Igual es peor idea de lo que parece, al menos en mi experiencia. Ni caso al sentido común, eh”. Pues sí, una vez más ignoré al sentido común y sé que pagaré por ello más tarde o más temprano, seguramente temprano (o ya).

Qué mejor manera de recordar viejos tiempos mezclados con el presente que con un grupo al que odiaba por una estupidez y del que no supe apreciar sus buenas canciones (no vamos a darle méritos innecesarios, que sólo me gustan 4 – 5), como ésta:


Encontré una isla en tus brazos,
un país en tus ojos…
los brazos que nos encaderon,
los ojos que mintieron…

Resultadista

Capello

Fue hace dos años. Capello volvió a dirigir al Real Madrid, once años después. El resultado fue el mismo, de principio a fin. Su juego no era el mejor, ni de lejos, pero era efectivo. Puedes aguantar media temporada, pero el público se acaba cansando de ver siempre la misma mierda. Ganó la Liga, como sucedió once años antes, y se acabó marchando, prácticamente, por consenso popular.

Los últimos 6 – 7 partidos de Liga fueron sencillamente buenísimos. No se jugaba a nada, era totalmente aburrido de ver y casi siempre estaba en desventaja o en empate en los minutos finales. Así se vivieron goles grandiosos, siempre en el último minuto o los últimos minutos. Se hizo de la heroica una tradición, dando un aire de seguridad sencillamente impresionante y con poca o ninguna explicación al respecto. Casualidades o no, pero no puedo evitar recordar el momento en que Ruud Van Nistelrooy marca para el Real Madrid ante el Zaragoza metiendo al equipo en el partido y apenas 10 segundos después, marca Raúl Tamudo ante el Barcelona, haciendo que éste pinchase. “15 segundos que te cambian la vida”.

Yo estaba en contra de ese tipo de juego, pero obviamente lo disfruté. Y lo que es peor, lo llevé a la práctica cuando me tocó la ocasión en un torneo de Fifa. “Lo importante es que no te metan gol, a partir de ahí seguro que tienes alguna oportunidad de meter gol“. Acabé jugando al contraataque, recuperas el balón en defensa y sales en velocidad y a marcar. Así jugué todos los partidos del torneo y si me hubiese mantenido fiel a ese estilo, a lo mejor hubiera llegao más lejos. Y es que, al fin y al cabo, cuando te toca a ti, acabas priorizando los resultados antes que tu estilo.

Y supongo que eso es lo que pasa. La gente no se acuerda de quien quedó en segundo lugar o tercer lugar, al final sólo importa si has ganado o no: los resultados. Y la verdad, si lo que hay que mirar (no se me ocurre otra cosa, de hecho) son los resultados, creo que la situación no es demasiado próspera.

Encuentra las siete diferencias

7 diferencias

Hay veces en las que comparas costumbres o cosas que hacías con las que hacía hace tiempo y te das cuenta de que hay cosas que han cambiado y mucho, no sé si a peor o mejor:

– He dejado de ver QVMT. Apenas he visto nada de la tercera temporada y era una de las cosas que más esperaba.
– He dejado de ver series que antes veía y que, por un motivo u otro, han acabado pasando al olvido.
– Ya no veo los Marcatoons con las mismas ganas que antes; a lo mejor pasan días sin que los vea mientras que antes era de las primeras cosas que veía en el Marca cada día.
– Ya no hago la Quiniela.
– He dejado de apostar.
– Ya no estudio el día antes.
– Ya no escucho la primera hora de Carrusel Deportivo.

Me cuesta encontrar un denominador común a todo ello, pero creo que si tuviera que apostar por alguno sería por el “ya no creo”. Ya no creo en la mayoría de lo anterior y supongo que cuando hay algo que hago se debe a que o creo en ello o encuentro una razón lógica. Son demasiados “ya no” y ningún “ahora sí que…”, pero la verdad es que me cuesta encontrar un “Ahora sí que…” por lo que la deducción más fácil de todo esto supongo que es que he pasado a ser algo más aburrido.

Foto: Flickr

Estancado

Estacando, como si se tratase de agua en un estanque. Tengo muchas dudas; no sé si El estanque es una de las canciones que Héroes del silencio compuso cuando intentaba desengancharse de las drogas o en un momento en el que se estaban drogando. Mi experiencia me dice que es la primera opción aunque lo más lógico y coherente sería lo segundo.

No me entusiasma la canción -ni tan siquiera se encuentra en mi top 20 del grupo… le faltan muchísimas cosas-, pero creo que es una canción apropiada. Me siento… estancado. Es algo difícil de explicar, supongo. Creo que no es sólo falta de imaginación, visión… es algo más, pero los hechos son los hechos: más de 1 mes y 10 días sin ninguna nueva web. Echando un visazo a épocas pasadas, no me pasaba algo así desde finales de abril, que tuve una época de no hacer nada hasta principios de agosto, aunque por aquella época tuve distintas excusas.

Ahora las excusas son más difíciles. No creo que sea del todo falta de imaginación el culpable; tengo un papel con dos o tres ideas pero “no creo”, no creo lo suficiente en ellas como para que la relación tiempo – aplicación de la idea vaya a resultar fructífera. Supongo que en parte me he cansado un poco de la dinámica de actores y series de televisión pero fuera de ahí, no hay nada o casi nada que haya resultado satisfactorio y últimamente ni siquiera dentro de eso. E incluso diría que se podría extrapolar esta situación a casi con todo.

Creo que la clave está en los ojos con los que se mire la situación, y la situación diría que ha cambiado y mucho. Diría que ha habido distintas épocas, épocas en las que he creido más o menos pero creía… ahora, no. Sólo habrá que esperar hasta que el estanque pare de crecer.



(more…)

Interpretación de sueños

Gente durmiendo

Debería hacer muchas cosas, aprender cosas… pero siempre me acabo quedando a medio o no me apetece. La interpretación de sueños debería ser uno de las cosas en mi lista de tareas. Lo puse hace bastante tiempo en ella y lo he ido dejando progresivamente de lado inevitablemente. Hoy tuve uno de esos sueños que te hacen ver la realidad y cómo reaccionas ante la realidad. Uno de esos sueños que difícilmente olvidaré a corto plazo aunque debería.

Y paralelamente creo que la falta de actividad me está ocasionando problemas de sueño, no consigo dormir lo que me gustaría ahora que en teoría sí que puedo e incluso, debería.

Siempre en mi mente

Todo tiene su época, más tarde o más temprano. Recuerdo que esta canción, Siempre en mi mente, en su momento no me gustó y aunque ahora no puedo decir “estoy enganchado”, sí que puedo decir que es mucho mejor de lo que pensaba y pese a estar lejos de mi top 10 de Álex Ubago, no está mal. ¿Explicación? No lo sé, el videoclip me ha gustado (pese a que me recuerda a otros que ya ha hecho anteriormente como Cuanto antes) pero creo que quizás he difuminado el recuerdo que tenía de la canción original y sólo tengo el de la versión realizada por Álex Ubago.


Me arrepiento

Creo que una de los aspectos positivos que puedo sacar del playback de Álex Ubago es Me arrepiento; de algún modo la canción ya había pasado casi al olvido para mí y había olvidado cuánto me gustaba. Y es que como dice la canción, me arrepiento… sí, pero sólo de las cosas que no hice. Creo que realmente no me arrepiento de ninguna cosa que hice y si lo hago es por una mera actitud cobarde o vaga.


Gol de Cristiano Ronaldo al español

Llevo semanas esperando este momento, el primer gol de Cristiano Ronaldo con el Real Madrid en partido oficial (y diría también que no oficial) de jugada y es que todos los goles anteriores los había marcado de penalti que, sin ánimo de quitar mérito, no es lo mismo al fin y al cabo. Por eso mismo, he querido compartir un momento típico de domingo de verano a unas horas impropias:

Cristiano Ronaldo

Y como no, el vídeo del gol de Cristiano Ronaldo al Español en la segunda jornada de la Liga 2009/2010: