Series

24 no tendrá novena temporada

Jack Bauer

Llevaba mucho tiempo leyéndolo de manera no oficial hasta que finalmente se ha hecho oficial: Jack Bauer dice adiós. 24 es una de esas series que para mí pasarán a la historia y que está, sin duda, en mi top ten. Es una serie que en su momento hizo que no durmiese en un par de días apenas lo cual sólo confirma lo adictiva que es. Las últimas temporadas cierto es que no era lo mismo, pero aún disfruté cuando vi la séptima temporada la vi casi del tirón.

Pero… se acabó, cuando finalice esta octava temporada, que estoy siguiendo al día, la serie se despedirá con la posibilidad de que hay una película de la serie la cual, sin duda, vería. Así que, adiós, fue bonito mientras duró…

With or without you en Friends

See the stone set in your eyes
See the thorn twist in your side
I wait for you
Sleight of hand and twist of fate
On a bed of nails she makes me wait
And I wait without you
With or without you

Estos últimos días he comenzado a ver Friends. Lo sé, un poco pasado de moda pero no me rijo por eso. Actualmente estoy viendo la segunda temporada y concretamente en un capítulo entre el sexto y el noveno hubo un momento que para mí ha sido uno de los más emotivos de la serie, pero claro, no soy nada objetivo. No soy objetivo por culpa de With or without you, una de mis canciones preferidas de U2. No llegó ni al minuto pero juntar una serie que poco a poco se va ganando un hueco en mi top ten con una de las mejores canciones de la historia, lo merece.


Vídeo de Jennifer López en Cómo conocí a vuestra madre

En otro tiempo me hubiera enterado con antelación, pero lo cierto es que anoche me sorprendí un poco al ver a Jennifer López en Cómo conocí a vuestra madre y más aún, si cabe, de reconocerla. No es algo que debería sorprendernos puesto que Cómo conocí a vuestra madre ya recurrió en el pasado a Britney Spears, por partida doble, para ganar audiencia y lo consiguió, consiguiendo la renovación de la serie por varias temporadas.

Ahora la serie no siente esa necesidad pero parece que a los productores de la serie les gusta hacer acciones humanitarias porque fichó a Britney Spears en su peor momento y ahora con Jennifer López se repite la historia. En cualquier caso, su interpretación está a años luz de la de Britney Spears y el capítulo resultó ser más interesante de lo que parecía, empezando por conocer el lado más… oculto de Barney, que en tan pocos capítulos ha dejado ver.

Precisamente este capítulo tiene algo especial para mí… desde hace un año, me siento “capacitado” para ver capítulos en inglés sin necesidad de subtítulos (ni inglés ni español) pero mi estilo de vida y la falta de interés y afán no había hecho nunca que viese un capítulo a los pocos minutos de que se emitiese en Estados Unidos. Anoche con Cómo conocí a vuestra madre 5×17 lo hice, en 10 minutos nada más ver que estaba para bajar lo tenía en mi ordenador y la falta de series para ver, hizo que lo viese.


Glee: dos capítulos acabaron con mi paciencia

Glee

Últimamente me he enfrentado a una escasez severa de cosas que ver que ha desembocado en una nueva racha de ver películas. Esto está propiciado por la falta de series… y he intentado arreglarlo con una serie. Primer error: no leí críticas de la serie antes de lanzarme a verla y lo he acabado pagando. Me bajé la primera temporada y con dos capítulos me ha sobrado para descartarla.

Por un lado tenemos a Jessalyn Gilsig, una actriz conocida al menos por mí de otras series como Nip/Tuck donde tuvo un papel regular y papeles esporádicos en otras series. Pero dejando a un lado ella, que tiene un papel secundario en laserie, no hay ninguna otra cara conocida al menos por mí y de manera asidua. Pero eso no tiene por qué ser necesariamente malo: The Big Bang Theory no tenía ninguna cara conocida y ha acabado siendo una de mis series preferidas.

El caso de Glee es especial, empezando por la calidad de imagen, un tanto rara que me recuerda en parte a la imagen de Friday Night Lights, a la cual me acabé acostumbrando. Pero con Glee es diferente, Glee es… insoportable. Odio los capítulos y escenas de Scrubs donde acuden al musical para contar la historia del capítulo y en el caso de Glee es más o menos similar: no cuenta ninguna historia pero una serie basada en un coro de instituto no puede entrañar nada bueno, y así es.

Glee no me gusta, porque abusa mucho de la música (al menos a mi gusto), está ambientada en el típico instituto con unas clases sociales muy marcadas y basadas en estereotiposa más no poder y por si fuera poco, el argumento es de lo más previsible. “Jo venga, me marcho del coro porque a la gente le parece mal que esté ahí y eso daña mi imagen. Pero es que me gusta, no voy a rechazar a algo con lo que me siento realizado sólo por lo que piense la gente. ¡¡Vuelvo al coro!!”. Patético.

Sí, sólo he visto dos capítulos pero eso me ha bastado para juzgar lo suficiente una serie que no volveré a ver. Y no soy sólo yo, sólo hay que ver los datos de audiencia en Estados Unidos: comenzó con más de 9 millones de espectadores y ha acabado con una media en torno a los 6 millones de espectadores. Algo falla, claramente.

Fringe, más allá de la ciencia

Fringe

Debo reconocer que empecé a ver esta serie por una recomendación y que quizás por eso mismo, la dejé de ver en el capítulo 6 ó 7 al ver que no me entusiasmaba demasiado. Ésta fue una de las series que dejé de ver el año pasado y que desde Navidades he retomado, con calma, mucha calma. Sólo así se explica que haya tardado tantísimo tiempo en ponerme al día con la emisión en Estados Unidos de Fringe cuando es algo que suelo hacer con suma rápidez.

¿Qué ha cambiado respecto al año pasado? No demasiado, la verdad. Ni tengo más tiempo, ni la serie ha empezado a gustarme de repente. Únicamente le he dado una oportunidad más prolongada, la serie ha cambiado un poco la trama y yo no tenía ninguna otra serie para ver. Si sumamos todo esto, el resultado es que me he acabado poniendo al día con la emisión en Estados Unidos y la serie me tiene “asombrado” por ver cómo cada capítulo hay un “misterio científico” nuevo. Aunque eso sí, la inmensa mayoría son jodidamente desagradables para ver.

Segunda temporada de Reaper

Reaper

Hay algunas cosas que no entiendo cómo han podido pasar. Uno de los ejemplos es el de Reaper; era una serie que me gustaba y el otro día me di cuenta de que me dejé los últimos 6 capítulos de la segunda temporada de la serie por ver… ¿por qué? No lo sé. Dejé muchas series sin ver durante 2009, como Cinco Hermanos, Fringe… o esta misma, Reaper. Poco a poco, voy arreglando lo que hice.

El caso es, por fin he terminado de ver la segunda temporada de Reaper: leí que la tercera temporada no era segura pero si la hay, será este próximo mes de marzo. Buena serie, capítulos amenos y no demasiado repetitivos… he visto cosas peores en puesto de ésta.

Supernatural, una de las series con mejor banda sonora

Supernatural es una serie extraña. Es de esas series que mejoran y mucho conforme pasa el tiempo y que, al contrario que muchas otras series, ha ganado audiencia conforme han ido pasando las temporadas cuando en realidad suele suceder el efecto contrario. No obstante, hay otra cosa que hace que la serie sea bastante especial para mí: la banda sonora.

Supernatural enfoca bastante la música en ciertos tramos del capítulo y tienen muy buen gusto musical: usan sólo los verdaderos clásicos para la serie. Eye of The Tiger de Survival es el más claro ejemplo, pero hay muchos más. Por eso mismo estos días he decidido bajarme la banda sonora de sus temporadas y en seguida no tardaré en hacer mi recopilación personal de las que considero mejores. Por eso mismo me gustaría empezar con ésta, Paranoid de Black Sabbath. Sí, puede ser bastante sorprendente que yo diga esto sobre todo porque no tengo especial predilección por la música en inglés aunque poco a poco voy mejorando mi oído.


El final de Dollhouse

Dollhouse

Esta semana se emitía, finalmente, el final de Dollhouse. Sinceramente, el sabor a final lo dejó el penúltimo capítulo hace dos semanas y éste era tan sólo la segunda parte del capítulo 13 de la primera temporada pero finalizando un poco más la serie con un final… más apropiado. Ha sido la serie de estas Navidades y ya me había hecho ala idea de que se había acabado.

Otra serie aparecerá, más series se acabarán… es lo que hay. Destacando aspectos positivos, podría destacar al actor que interpreta a Topher Brink, al que incluyo en mi lista de actores por los que merecería la pena ver una serie o película… y poco más. Bueno, ahora sé que la actriz que apareció en The Big Bang Theory se llama Summer Glau y es conocida por algo más que por Terminartor: The Sarah Connor Chronicles.

Febrero 2009 vs Febrero 2010

Aún es pronto para hacer comparaciones. Muchas cosas han sucedido desde febrero de 2009 hasta ahora… cosas inesperadas, lo suficientemente inesperadas como para no poder prever qué pasará de aquí a febrero de 2011. Apostaría a que si hoy hiciese un texto con mis predicciones de aquí hasta entonces no acertaría demasiadas aunque creo que serían sobre todo las banales las que no acertaría, apostaría que en las importantes sí acertaría.

No pretendo hablar de eso ahora. Prefiero hablar del 2º tema que más he tratado en este blog a lo largo de todo este tiempo, sólo superado por Cristiano Ronaldo. Hablemos de Two and a half men. Empieza a ser una obsesión preocupante, si se ve desde fuera, lo mío con esta serie. Yo prefiero decir que si le he otorgado el premio a serie del año 2009 es por algo.

Y es que enero / febrero me trae estos recuerdos. Recuerdos, nostalgia, morriña… porque lo echo de menos, porque todo empezó por aquella época. Mis intensos días de estudio hace un año se basaban en levantarme a las 13… dormir la siesta… si acaso estudiar algo por la noche y acabar a las 4 de la mañana en la cama viendo Two and a half men. Así me vi cinco temporadas en apenas dos semanas “y porque tenía exámenes”. Tener exámenes nunca me ha retenido. Obviamente, pagué las consecuencias y sinceramente, ahora que tengo perspectiva, no sé exactamente en qué estaba pensando.

También pienso que con lo que hice, bastante logré aunque fuese todo puramente circunstancial. El caso es, esta semana no ha habido capítulo de Two and a half men… esta época de exámenes no hay ninguna serie que me haya enganchado ni vea con especial interés (he retomado una que dejé hace tiempo, pero de una manera light)… no hay nada que haga especial a esta época. No hay nada por lo que la vaya a recordar el año que viene o dentro de unos meses. Echo de menos esa época, echo de menos Two and a half men, me echo de menos… Creo que es momento de recuperar una canción:

Te echo de menos
igual que hasta tú algunas veces me echas en falta
esa risa, la prisa, este miedo y estas noches que nunca se acaban

No volverá, pero yo sí. Mañana (bueno, ya hoy, en escasas 7 horas) tengo examen. Estoy tritranquilo. Poco a poco voy desarrollando cierta tranquilidad. No tengo sueño, ni interés por dormir ni por nada. Así que, celebrémoslo con algún capítulo de alguna serie hasta que consiga dormir. Lo triste es que si ahora tuviese que estudiar estaría muriendo de sueño y contando los minutos del reloj para hacer un descanso de estudiar de una hora y poco que acaba siendo, en el mejor de los casos 2 horas y en el peor, garantiza el suspenso. Pero no es el caso, esta vez voy bien de ahí que esté tranquilo… y si sale mal, pues salió mal.

P.D. Prometo no mencionar más Two and a half men hasta febrero al menos.

La octava temporada de 24

Jack Bauer

Lo tenía en mente y se me ha olvidado. Ha llegado por sorpresa. La octava temporada de 24 ya se está emitiendo e intuyo que gracias a una filtración ya se pueden ver cuatro capítulos. Sólo he visto dos capítulos pero creo que, como en líneas generales, estoy decepcionado. La serie ha superado a lo largo de sus temporadas bastantes cosas: introdujo el primer presidente negro muchos años antes de que Obama fuese elegido como presidente… la séptima temporada introdujo la especial novedad de contar con una presidenta (algo que, apostaría que acabará sucediendo y bastante pronto).

Hasta ahí bien, el pero llega cuando los malos siempre son los mismos. La séptima temporada en ese sentido fue original: la rebelión del país africano que planea un golpe en Estados Unidos y, encima, una conspiración dentro del propio país. Ahora han vuelto a las andadas… ¡vamos a meternos con el mundo islámico! En este caso aparentemente firman un tratado de paz y alguien quiere matar al presidente para que no firme la paz con Estados Unidos. Los objetivos siempre son los mismos.

Los escenarios son totalmente nuevos… todos los personajes son nuevos… normal, a final de la temporada sólo quedan unos pocos vivos y si sobreviven acaban muriendo en alguna temporada posterior sacrificándose (hola Bill). Lo que queda es Jack Bauer siempre operando al margen de la ley porque claro, temporada tras temporada nadie le hace caso pese a que siempre acaba salvando al país… Pues eso, lo mismo de siempre. Y siempre de algún modo me acaba enganchando. Pero ahora estoy en el dilema de si merece la pena ver la serie o no. Me refiero ahora o posponerlo para más adelante… en fin, veremos.