Dos hombres y medio: se acabó el colchón

Dos hombres y medio

El 12 de enero me decidía por fin a ver esta serie tras haberme abonado a las sitcom con Worst Week. Dos hombres y medio ha sido, sin duda una de las mejores series que he visto en mucho tiempo y con creces; Charlie Sheen se ha convertido en uno de mis nuevos ídolos junto al niño -ya no tan niño- de la serie.

Si echamos la cuenta, he tardado 21 días en ver un total de 128 capítulos en plena época de exámenes lo que, en contra de la creencia, no ha sido una irresponsabilidad por mi parte ya que casi siempre veo algo antes de dormir o en su defecto, mientras realizo el obligado avituallamiento.

Afortunadamente, no es un punto y final. La serie está teniendo éxito y el fin no se ve cercano, por el momento; la sexta temporada de hecho aún no ha finalizado y si mis cuentas no me fallan, esta misma semana podré ver un nuevo capítulo sólo que ahora ya no podré tener un colchón de capítulos para ver en cualquier momento. Siempre me quedará volver a ver algunos episodios… y ahora, a retomar todo lo que he dejado de ver (no me creo ni yo que haya dejado a Jack Bauer de lado).

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *