Donde sigue estando preso el corazón

No siento la estúpida necesidad de tener una canción favorita de cada grupo, pero si surge, no voy a negarlo. Se trata de Donde sigue estando preso el corazón de El hombre gancho, una canción diferente… quizás bastante alejada de la música que suele hacer el grupo y es que es fácil ser su adicto y no enterarse, muy fácil sentirse atrapado.



Qué dulce es el veneno que,
engancha sin matarte.
Qué fácil ser su adicto y no enterarse.
Qué fácil es perderse ahí, en sus tremendas calles…
es como un clavo ardiendo donde agarrarse.

Pero quién pagará las rondas de amor,
quién paga los cristales…
quién quiere más espinas para su dolor…

Nunca digas nunca más, lo que mal empieza acaba mal…
te hace falta sonreir, no tomarte todo en serio
y pensar un poco en ti.

Qué dulce es el momento de,
ese beso entregado.
Qué fácil es sentirse atrapado.

Pero quién pagará las rondas de amor,
quién paga los cristales…
quién quiere más espinas para su dolor…

Nunca digas nunca más, lo que mal empieza acaba mal…
te hace falta sonreir, no tomarte todo en serio
y pensar un poco en ti.

Cada día es diferente cuando miro al cielo,
cada nube guarda un beso para cada amor,
cada duda es una cárcel en el pensamiento…
donde sigue estando preso el corazón.

Nunca digas nunca más, lo que mal empieza acaba mal…
te hace falta sonreir, no tomarte todo en serio
y pensar un poco en ti…

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *