Tag Archive: Kapono

All Star NBA 2009: Concurso de triples y mates

NBA

Creo que es el primer año que lo veo en directo y la verdad, es mucho mejor. Empezando por los comentaristas de la televisión estadounidense; desde que Andrés Montes se fue no hay ningún narrador -en televisión- a su altura.

El concurso de triples ha sido decepcionante; Kapono no ha podido revalidar título y ningún concursante ha pasado de los 20 puntos, por no hablar del desempate en el que Rashard Lewis sólo ha metido 7 puntos y sí, Cook se ha salido con 19 puntos. ¿Pedrag Stojakovic dónde estás? Por lo visto aquí, podía haber ido Kobe Bryant o Lebron James…

El concurso de mates, como en parte me esperaba, pucherazo. Han inflado en exceso los mates de Howard, que ha premiado más el show que el propio mate. Lógico, aquí se trata de show… lo que no tiene nombre es lo de Nate Robinson y Smith, que han superado injustamente a Rudy Fernández, quien no ha podido pasar de 42 en ninguno de sus dos intentos.


El mate de Rudy Fernández en el que le asistía Pau Gasol ha sido el tercer mejor de la noche, para mí, después del exhibido por Howard en el primer intento en la final y, en segundo lugar, el hecho por Nate Robinson en segundo lugar en la final.

¿Nate Robinson justo vencedor? Por lo demostrado en la final, sí… antes, no. Está claro que se ha reservado lo mejor para la final, pero si hubieran sido justos con Rudy Fernández, él no hubiera llegado a la final. Howard, como siempre, dando espectáculo para hacer sólo un mate bueno y dos decentes… él que ha hecho en segundo lugar en la final ha sido una mierda.

Visto lo visto, Rudy Fernández podía haber hecho otras cosas; poner una silueta de cartón de Howard gigante y hacer un mate saltando sobre ella… o por pedir, colocar una segunda canasta, tirar el balón a ésa y de espaldas, cogiendo el rebote, hacer un mate. Si eso ya no lo puntuan fifty fifty hubiera sido más pucherazo… si hasta el público abucheaba al jurado.

Ahora sólo queda esperar a que mañana Kobe Bryant y Pau se impongan a Lebron James, el partido promete.