De cómo empezó a gustarme Quique González

Ésa es la historia de hoy. Hace poco hablaba de Joaquín Sabina y su Rita Hayworth, pero eso de admirar a una diva y expresar tu amor por ella en una canción también es cosa de Quique González. De hecho, Quique González no lo hace exclusivamente con sex symbols, sino con todo tipo de personajes. Por ejemplo, al propio Joaquín Sabina lo cita indirectamente en su canción Calles de Madrid, cantada a dúo con la señorita Rebeca Jímenez en una canción espectacular.

Lo reconozco, me gusta Quique González, tal y como puede gustarme Rulo y la Contrabanda o Iván Ferreiro. Pero Quique González tiene algo que no tienen los demás: no he visto nunca un concierto suyo en directo. Me persigue la mala suerte, desde luego. El 14 de junio de 2013 vino a Murcia y no pude ir por motivos laborales que, apenas 24 horas del concierto se desvanecieron. Este año vino en otra fecha que no alcanzo a recordar y más de lo mismo. El pasado 2 de agosto acudía a El Batel en Cartagena y más de lo mismo. Ahora, cuento los días para ver qué excusa aparece en el próximo 11 de octubre cuando visita el Auditorio Victor Villegas. Este último concierto me da un poco más igual puesto que no canta en solitario sino con otro artista y su repertorio será distinto.

Brigitte Bardot en Cuando éramos reyes, Jimmy Page en Calles de Madrid, Jimmy McNulty en Delantera mítica… son algunos de las personas o personajes que ha citado a lo largo de canciones de las que me quedo con una especialmente: Se nos iba la vida. Cobró cierto sentido para mí el 21 de octubre de 2013 por motivos aún inexplicables, pero supone una de esas canciones reparadoras y enérgicas:


Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *