Final de El Internado

Lo que empezó siendo una serie que “debía ver” por culpa de mi web, El Internado se ha acabado convirtiendo con el paso del tiempo en la única serie que seguía en televisión. Hay que coger esa última frase con pinzas porque las últimas tres temporadas las he visto a través de la web oficial de Antena 3: sólo 20 segundos de publicidad cada 12 minutos y puedo verlo en el momento que quiero.

Odiaba las partes en las que Paula y Evelyn la liaban, porque me parecía -y aún me parece- totalmente estúpido y sin sentido, pero supongo que ése era el precio que había que pagar por la sangre que se ha “derramado” a lo largo de la serie.

¿Que qué me ha parecido el final? Digamos que me lo esperaba. Demasiado feliz para mi gusto, pero no cabía otro final en una serie de estas características. Siempre siento algo de nostalgia cuando veo el final de una serie que he visto durante mucho tiempo, pero esta vez no ha sido así. No me ha llegado a enganchar la serie, no tiene nada lo suficientemente especial.

Así que, una cosa que acaba. Sólo puedo decir que a Yon González, Martín Rivas y a Ana de Armas les deseo muchos más éxitos a lo largo de su carrera como actores. ¿El resto? Pues bueno, me da algo más igual.


Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *